“Cuando se mira a Colombia con distintos lentes, siempre resalta por ser un país capaz de transformar las adversidades en la mejor de sus oportunidades”, dijo el Presidente en el lanzamiento Mundial del Informe de Desarrollo Humano del PNUD.

• En el lanzamiento mundial del Índice de Desarrollo Humano (IDH), el Jefe de Estado dijo que el informe trae “buenas noticias para Colombia”, pero “queremos ir por más”.

• Reconoció que “no es suficiente, hay que ir por más y, sobre todo, en reducir las desigualdades, pero esas desigualdades solamente reducirán cuando tengamos consolidado crecimiento con equidad; crecimiento con emprendimiento, pensando en resolver las grandes brechas sociales”, por lo que enfatizó: “Esa es la Colombia que está en construcción y esa la Colombia por la que seguiremos trabajando”.

• “Este índice llega en un gran momento, porque esto es un trabajo analítico distinto al de los reportes anteriores, no solamente profundiza sobre los factores estructurales que generan desigualdad, sino que también pone los dedos en la llaga en lo que tiene que ver con los nuevos retos para el desarrollo”, anotó.

Bogotá, 9 de diciembre de 2019.

El Presidente, Iván Duque Márquez, aseguró que espera que “cuando en el año 2020, Planeación Nacional entregue el documento ‘Colombia 2030’ como una visión prospectiva del país, también para alinear los objetivos en largo plazo, tengamos al PNUD y el Índice Desarrollo Humano, con su equipo técnico, como uno de los grandes asesores de ese documento”.

Durante su intervención en el lanzamiento mundial del Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bogotá, el Jefe de Estado añadió que quiere que ese acompañamiento se haga incorporando “la banca multilateral, al sector privado, a la academia, porque esa construcción de los objetivos al 2030 serán parte fundamental de esta conversación que adelantamos hoy”.

Al dirigirse a los asistentes, el Mandatario destacó que el informe trae “buenas noticias para Colombia”, pero “queremos ir por más” y aseguró que “estoy seguro que cuando se mira Colombia con distintos lentes, Colombia siempre resalta por ser un país resiliente, un país capaz de transformar las adversidades en la mejor de sus oportunidades y hoy vemos como Colombia da saltos importantes en el índice de desarrollo humano”.

Reconoció que “no es suficiente, hay que ir por más y, sobre todo, en reducir las desigualdades, pero esas desigualdades solamente reducirán cuando tengamos consolidado crecimiento con equidad; crecimiento con emprendimiento, pensando en resolver las grandes brechas sociales”, por lo que enfatizó: “Esa es la Colombia que está en construcción y esa la Colombia por la que seguiremos trabajando”.

Al referirse al informe entregado por el PNUD, el Jefe de Estado dijo que el IDH “constituye, quizás, uno de los documentos más emblemáticos sobre las políticas públicas que tienden a luchar contra la desigualdad a nivel mundial” y reconoció que el organismo “haya hecho un gran reconocimiento a Colombia, por la evolución que ha tenido nuestro país en el índice”.

Luego de hacer un recorrido sobre los contrastes del mundo, en el que, por ejemplo, se puede evidenciar que solo la isla de Manhattan tiene más líneas telefónicas que el continente africano, el Presidente Duque aseguró que esas diferencias “obligan a tener políticas de desarrollo que propugnen por la reducción rápida de la inequidad y de las desigualdades”.

“Esa es la razón por la cual hoy el mundo debe caminar en torno al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y, esa es la razón, por la cual hoy el mundo debe consolidar la idea de una economía de mercado con conciencia social, con sensibilidad social, con impacto social”, anotó.

Los retos

Otro de los elementos al que se refirió el Presidente Duque fue el reto que representa la cuarta revolución industrial, de la que dijo que si bien “es una gran oportunidad para muchos países” también puede ser un desafío “enorme, porque de no prepararse, otro tanto de países, estarán profundizando sus desigualdades entre naciones”.

Por esta razón, aseguró que la educación de cara a esta cuarta revolución se debe basar en habilidades, que –en últimas– “puede marcar el derrotero del éxito o profundizar el fracaso”.

Así mismo, habló de “los avatares del cambio climático”, los cuales pueden “afectar de manera estructural el desarrollo económico” en la medida en que las amenazas “no solamente afectan las finanzas públicas sino la propia capacidad de decisión, inclusive, llevando al traste muchos de los logros en materia de competitividad y productividad”.

En este sentido, destacó que “este índice llega en un gran momento, porque esto es un trabajo analítico distinto al de los reportes anteriores, no solamente profundiza sobre los factores estructurales que generan desigualdad, sino que también pone los dedos en la llaga en lo que tiene que ver con los nuevos retos para el desarrollo”.

“Qué importante, además, que la discusión del reporte muestre que ya no estamos ante sesgos ideológicos. Cuando se habla de desarrollo, las posturas, quizás dogmáticas, del neoliberalismo de los años 90 fracasaron, y fracasaron porque tenían el dogma de creer que el desarrollo estaba, única e intrínsecamente, asociado con la iniciativa privada; pero, también, fracasaron los experimentos estatistas, los del socialismo tropical en el caso de Latinoamérica, que pretendieron que el bienestar se generaría o por decreto o por decisiones caprichosas”, dijo.

Por ello, consideró que “esos dos modelos ya no son los que el mundo espera, hoy esperamos un balance y un equilibrio democrático, donde podamos conciliar el afán urgente por crecimiento, pero un crecimiento que tenga genuina capacidad de generar bienestar y equidad”.

Añadió que Colombia ha tenido logros en las últimas tres décadas que se destacaron en el reporte, debido a que es “un país que ha aumentado la expectativa de vida; un país que ha visto aumentar los servicios de educación, de salud; que ha visto profundizar el servicio energía eléctrica, de gas domiciliario; que ha visto también mejorar el déficit cualitativo de vivienda y que, por supuesto, ve a una clase media consolidarse”.

Así, aseguró que “esa es la razón por la cual en el Plan de Desarrollo que nosotros le presentamos a Colombia, ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, se buscan esos objetivos: mayor crecimiento, mayor inversión, mayor recaudo, pero –al mismo tiempo– la mayor inversión social para cerrar las brechas” y destacó que cuenta con recursos “que haya tenido plan de desarrollo alguno, son más de 500 billones de pesos destinados a la justicia social, que abordan muchos de los temas planteados en el reporte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here