Correr con Froome

Juan Fernando Ríos Rojas y su amigo Marlon Londoño, a la espera de la salida del Team Sky, que adelanta su preparación para el Tour Colombia 2.1.

Eran las 6:30 de la mañana y a Juan Fernando Ríos Rojas y Marlon Londoño el frío no les impidió este martes 29 de enero esperar la salida del cuatro veces campeón del Tour de Francia, de la vuelta a España y del Giro de Italia, el británico Chris Froome.

Los jóvenes, de 15 y 13 años, respectivamente, se apostaron con sus ciclas en las afueras del hotel Movich de Rionegro, donde pernoctaban los integrantes del Team Sky que adelantan su preparación para la carrera Tour Colombia 2.1, “Por dónde saldrán, será que sí paran”, se preguntaban. Todo era una incógnita para ellos. “Soy muy apasionado por el ciclismo, mi ídolo es Froome; un día quiero ser como él y poder correr por el mundo en mi bicicleta”, relató Juan Fernando.

Correr con Froome

Juan y Marlon siguieron el paso a los ciclistas del Team Sky en su entrenamiento de adaptación para lo que será la temporada 2019.

 Tres horas más tarde, el colombiano Egan Bernal encabezaba el grupo que salía por el parqueadero y pasó por el lado de los aficionados. No se detuvieron, y por el contrario se abrieron camino para dar inicio a su entrenamiento. Sin pensarlo un instante, Juan y Marlon montaron sus caballitos de acero y como dos rezagados dieron cacería al grupo de Froome que muy amablemente los acogió y permitió compartir unos kilómetros con ellos, por la Autopista Medellín Bogotá, en un tramo entre Rionegro y Guarne.

Le doy gracias a Dios por esta oportunidad de cumplir mi mayor sueño, rodar junto a Froome y los mejores del ciclismo mundial

Correr con Froome

Juan Fernando (izquierda) entrenando con Chris Froome y el equipo Sky por carreteras del oriente antioqueño.

“Le doy gracias a Dios por esta oportunidad de cumplir mi mayor sueño, rodar junto a Froome y los mejores del ciclismo mundial”, dijo Juan Fernando.

Todo acabó, inexplicablemente, cuando lo fanáticos adolescentes recordaron que tenían que ir al colegio; dieron media vuelta, se despidieron y agradecidos por la oportunidad aceleraron su paso para no llegar tarde a su meta y cita educativa.

“No tuvimos la firma, pero me tome fotos mientras rodábamos; Froome me preguntó que cómo me llamaba y que cuántos años tenía; también hablé con Jonathan Castroviejo y me dio muchos consejos que me van a servir mucho para mi carrera profesional”, contó emocionado Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here