Foto: Instituto de Protección Animal
  •  

Serafín, el perro que por su apariencia nadie quería adoptar, es hoy famoso en todo el país. Después de que el Instituto Distrital de Protección Animal y los medios de comunicación lo dieron a conocer, encontró un hogar en la casa de Daniel Samper Ospina, el reconocido escritor y YouTuber.

Sin que el periodista lo supiera, su esposa comenzó el proceso de adopción. Envió el formulario, asistió a la entrevista, conoció personalmente a Serafín y quedó encantada con él.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

¡Gran noticia! Serafín, el perrito que nadie quería adoptar por tener poco pelo, ahora tiene una familia. Luego de un largo proceso, mañana @AnimalesBOG hará entrega oficial a @DanielSamperO y su familia, ahora su nuevo hogar.

La campaña para adoptar a este perro tomó forma el pasado mes de marzo, luego de que 71 de sus compañeros caninos y felinos encontraran familia en una de las jornadas de adopción que adelanta el Instituto de Protección Animal, pero él tuvo que despedirse, regresar de nuevo al canil (cama donde duermen), y seguir esperando que su familia llegara. La historia de alopecia canina y discriminación por no ser considerado un perro “bonito” para la mayoría de las personas, se volvió viral.

Mientras los interesados enviaban correos solicitando adoptarlo, los días de este tierno perro transcurrían entre los cuidados que recibía en la unidad, los juegos con sus amigos caninos y las cámaras de televisión, porque cada día era más popular. Después de un delicado proceso de selección, la respuesta llegó para la familia Samper García. El equipo de adopciones dio la buena noticia a Claudia, esposa del periodista, quien finalizó el proceso en la Unidad de Cuidado Animal firmando su compromiso de amor para toda la vida.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

“Nos alegra ver finales felices como el de la historia de Serafín. Tenemos varios perritos que consideramos de difícil adopción y ahora son esos “serafines” que también esperan cambiar la vida de muchas personas. Las puertas del instituto distrital de protección animal están abiertas para recibir a todas las familias que quieran darse la oportunidad de tener y amar a un animal de compañía”, señaló Clara Lucía Sandoval, directora del Instituto de Protección Animal.

Como Serafín, en el Instituto de Protección Animal hay más perritos que esperan conseguir un hogar

Moisés

Es uno de los más tiernos y amorosos de la Unidad de Cuidado Animal. Aunque tiene problemas de visión, puede percibir el cariño de las personas y en retribución, siempre da mucho amor.  Así como el personaje bíblico, fue rescatado de las aguas, pero en su caso, fue en un caño. Tiene 7 años y anhela una familia que le brinde mucho cariño amor y tenga paciencia para guiarlo.

Ballenita

Esta criollita de 5 años lleva 3 años en la Unidad de Cuidado Animal (desde el antiguo Zoonosis) a la espera de ser adoptada; sin embargo, no ha encontrado un hogar porque para algunos ya está vieja. Ella es gordita pero rellenita de mucho amor. Le encanta caminar y jugar en los prados, es amigable con otros perros y con las personas.

Torcido

Es un perro adulto alegre y cariñoso con los humanos, pero debido a un accidente, su movilidad es particular y no puede convivir con otros animales. A pesar de su condición, a Torcido le encanta jugar y correr, pero no puede hacerlo tan rápido como quisiera.

Jacobo

Hace varios meses fue atropellado y por eso fue atendido por el programa de Urgencias Veterinarias del Instituto de Protección Animal. Aunque perdió una de sus patas delanteras por cuenta del accidente, y no le gusta que lo toquen mucho, Jacobo está recuperado, le gusta jugar y es muy amoroso.

Robin

Robin tiene 5 años, es muy alegre y tiene empatía con todos los que lo conocen, ya sea otros animales o cualquier persona. Es muy activo, le gusta correr al aire libre y jugar con otros perros. Robin es ideal para familias a las que les guste disfrutar del parque y los grandes espacios.

Estos animales tienen mucho en común. Fueron rescatados del maltrato o del abandono y a pesar de lo que afrontaron en un pasado, son amorosos y muy amigables; de hecho, eran compañeros inseparables de Serafín. Tienen características especiales y por eso no han encontrado un hogar que los acoja: algunos son abuelos, otros son criollos, otros de raza fuerte o simplemente de color negro, razones por las que muchas familias los rechazan.

Los interesados en adoptar perros que aún siguen en el instituto, pueden conocerlos en la aplicación gratuita Distrito Appnimal, en la página web www.proteccionanimalbogota.gov.co o en la unidad de cuidado animal ubicada en la Cra. 106 A No. 67-02 barrio el muelle, localidad Engativá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here