Ángela Escallón Emiliani

Tras una intensa lucha contra un cáncer, en la tarde de este lunes 11 de febrero falleció en Bogotá Ángela Escallón Emiliani, la directora ejecutiva de la fundación Corona, y una mujer que se dedicó siempre a las causas sociales. Justamente en diciembre pasado el Ministerio de Educación, en La Noche de Los Mejores, le rindió un homenaje por toda una vida dedicada a la educación.

Escallón era magíster en psicología clínica de la universidad de los Andes y ocupó por cerca de 22 años altos cargos en el sector público como en la Presidencia de la República, la Alcaldía de Bogotá y el Ministerio de Educación. Los últimos seis años de su vida se los dedicó a liderar la Fundación Corona. También fue pieza fundamental en la creación y consolidación de Bogotá Cómo Vamos y parte esencial de procesos de desarrollo para la capital del país. 

Su experiencia en el sector privado, de más de 13 años, siempre estuvo relacionada con organizaciones no gubernamentales, nacionales e internacionales en la implementación de planes y programas de desarrollo territorial o sectorial en América Latina y Asia.

“Bajo su liderazgo y mentoría los programas Cómo Vamos se fortalecieron en todo el país. Su constancia y trabajo decidido por tener mejores ciudades y ampliar los espacios de participación ciudadana han sido claves en la redefinición del control social desde una perpectiva técnica y basada en la evidencia de los datos”, expresó Ómar Oróstegui, director de Bogotá Cómo Vamos.

Por su parte, Mónica Villegas, actual gerente de Proyectos de la Fundación Corona, recuerda especialmente el trabajo de la Ángela Escallón por buscar la transformación social, desde la crítica sana y desde la exaltación del trabajo de los ciudadanos.

“Fue una mujer y un ser humano con capacidad de inspirar, que trabajaba por promover la innovación y los cambios profundos y sostenibles”, señaló Villegas.

Mensaje de la Ministra de Educación, María Victoria Angulo

“Ángela Escallón fue una colombiana dedicada a proponer y gestar políticas sociales que realmente impactaran en la forma de vivir, de relacionarse y de crecer; los niños y jóvenes siempre fueron parte de sus desafíos y de sus sueños.

Tuve el privilegio de conocerla cuando las dos trabajábamos en el sector fundacional por la educación, sus últimos años estuvo muy centrada en el proyecto de vida de los jóvenes, el significado de la educación media, la formación a lo largo de la vida y que esta generara oportunidades de realización a los jóvenes. Los principios éticos, la rendición de cuentas, la innovación social también estaban en su agenda.

Los que la conocimos tuvimos el privilegio de admirarla por ser un ser humano sin igual, que inspiró, que invitó, que compartió. Conocer a Ángela siempre será inolvidable, vivía una vida cargada de sueños y desafíos, ponía esa luz que tenía de forma tan natural a cada proyecto o trayecto y escribía con el alma. Un abrazo cargado de respeto, admiración y cariño a su esposo, a su familia, por esa gran líder, a quien tuvimos el privilegio de reconocer justo en diciembre pasado con el premio vida y obra al sector educativo en la Noche de los Mejores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here