Antonio Navarro, aspirante a la Alcaldía de Bogotá

Antonio Navarro, de la Alianza Verde, aspirante a la Alcaldía de Bogotá

Durante un año, Antonio Navarro Wolff ha recorrido la ciudad para conocer de primera mano los problemas locales que más molestan a los ciudadanos. Dice que ya tiene una lista como de 70 y que de llegar a ser alcalde, esa será su prioridad en el primer año: integrar un equipo para resolverlos. Y va a nombrar 19 alcaldes nocturnos para que los civiles estén en contacto con la comunidad.

¿Cuáles son sus propuestas inamovibles para esta campaña?

Lo primero que vamos a hacer es identificar los problemas que se puedan resolver en el primer año, un periodo donde se pierde mucho tiempo. Ya tenemos ubicados 70 de ellos, y para eso vamos a tener un grupo que se llame ‘primer año’, para que los resuelva de manera pronta.

Vamos a combinar mecanismos de participación ciudadana presencial y digital. Ese mismo reto lo tienen las grandes ciudades del mundo. Haremos presupuestos participativos para que los ciudadanos decidan y se vuelva de obligatorio cumplimiento. Un gobierno que está cerca de la gente revuelve muchos más problemas que lejano.

¿Cuál es su propuesta en el tema de seguridad?

El jefe de la seguridad en la ciudad es el alcalde mayor y se tiene que reunir cada semana con el comandante de la Policía a revisar el tema, a controlar, a evaluar, a sancionar. Si no, no funciona. Hay que tener unas estructuras civiles por localidad, haciendo relación con la población. La gente no tiene confianza en la policía.

Hay que tener unos delegados, dos o tres por localidad, para que la gente dé información, y así se priorizan ollas, expendios de sustancias. Hay que poner 19 alcaldes nocturnos, tener mucha presencia civil en las calles. Y si el comandante de la Policía no está en la calle, ningún policía va querer estar.

¿Cuál es su opinión sobre el Metro?

Si soy alcalde, como sea, dejando de hacer TransMilenios, el metro no puede terminar en la calle 72. Hay que llevarlo a la 100 o a la 127, lo más (al norte) que podamos. Y ojalá podamos dejar diseñada y financiada una segunda línea desde Suba, Engativá, centro, Rafael Uribe hasta Usme.

El metro no puede terminar en la calle 72. Hay que llevarlo a la 100 o a la 127, lo más (al norte) que podamos

Y una tercera para ir a Soacha. TransMilenio por la 7.ª es una obsesión de Peñalosa, y va a quedar contratado. Esto se resuelve mejor con un metro ojalá por la carrera 13 y 11. Yo creo que el metro en el centro debería ser subterráneo. Con Regiotram por la 9.ª, el metro se prolonga lo más que se pueda al norte, no se necesita por la 7.ª.

¿Qué opina de la Reserva Forestal Thomas van der Hammen?

No le muevo un dedo para construir 350.000 viviendas en la reserva Thomas Van der Hammen. Me parece que la oportunidad de tener una reserva en el norte es una maravilla que no podemos desperdiciar. Creo que las proyecciones de expansión del crecimiento de la población están sobredimensionadas.

Por lo tanto, yo comenzaría a comprar predios de la TVDH. Eso vale 350.000 millones de pesos y eso me parece más inteligente. Hay que hacer algunos desarrollos viales como la 9.ª, prolongar la Boyacá, hacer Ciudad Torca, la ALO hasta la calle 13. No quiero que el mapa del transporte sean puros TransMilenios

¿Cuál es su propuesta para hacer realidad los temas de Bogotá- región?

Hay que tener una relación armónica con los municipios vecinos, con la Gobernación de Cundinamarca. Mire cómo la Gobernación y la Nación le impusieron el Regiotram desde Facatativá-calle 26-Caracas. Prácticamente se lo impusieron al actual gobierno. Hay que trabajar con la región.

¿Cuánta gente que vive en Soacha trabaja en Bogotá? No le podemos dejar esa responsabilidad a Soacha. Una buena idea es tener una región metropolitana, esa es una buena idea de ProBogotá, que no necesita la votación de municipio por municipio sino por una reforma legal o constitucional. Hay que tener una relación fraterna.

¿Qué le gusta y en qué ha fallado Peñalosa?

Ha hecho cosas con los parques, pero no estoy totalmente convencido de que los parques sintéticos sean lo mejor. Lo que se está haciendo en Lagos de Torca y algunas de las obras como la vía Alsacia-Tintal son necesarias.

El problema de Peñalosa es su alta desconexión de los ciudadanos. Para qué tumbar los árboles en un parque sin conversar con la gente. Convenza a la gente, no le imponga. Yo (como alcalde de Pasto) convencí a la gente de pagar el doble del predial. ¿Es necesario hacer una cancha sintética en el parque Japón? Yo no lo creo. Además, para qué se gana la desconfianza de los ciudadanos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here