• Tras la adjudicación de los contratos de obra e interventoría realizada el 13 y 14 de agosto, la próxima semana se dará inicio a la segunda y última fase de intervención del Monumento a las Banderas, ubicado en la localidad de Kennedy y considerado símbolo artístico y urbano de Bogotá.
  • La Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural – IDPC, destinará alrededor de $1.700 millones, para la recuperación integral del conjunto escultórico de los artistas Alonso Neira Martínez y Félix María Otálora.
  • La primera fase de intervención, iniciada el pasado mes de mayo y en la que se realizó el mantenimiento del sistema original de poleas y de las astas, culminó con la prueba del izaje de 20 de las 21 banderas de los países americanos

120 imponentes esculturas femeninas, vandalizadas durante años, recuperarán su dignidad y valor patrimonial. La Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Patrimonio Cultura – IDPC, iniciará la próxima semana la segunda fase de la restauración integral del Monumento a las Banderas, que consiste en recuperar la estabilidad estructural y rescatar sus valores a nivel histórico, técnico, estético y estructural.

En la primera fase de intervención, desarrollada en el primer semestre de este año, se realizó el mantenimiento del sistema original de poleas y de las astas periféricas, así como la confección de los nuevos pabellones nacionales. Además, se probaron 20 de las 21 banderas de los países americanos izándolas durante unos días, pues solo al concluir el total de los trabajos a finales de 2019 quedarán fijas para engalanar el Monumento y la ciudad.

El conjunto escultórico de los artistas Alonso Neira Martínez y Félix María Otálora fue construido en 1948 con motivo de la IX Conferencia Panamericana, efectuada en Bogotá, y que dio origen a la creación de la Organización de los Estados Americanos (OEA). A causa de los hechos del Bogotazo, la obra nunca se inauguró.

El monumento está integrado por 120 imponentes esculturas de mujeres de gran tamaño, emplazadas en 20 columnas y las cuales poseen un alto nivel de detalle. A cada una de ellas se le realizará una recuperación integral. El conjunto expresa el entrecruzamiento de la modernidad y la tradición, propias de la década de 1940 en el arte colombiano, lo que se evidencia en aspectos como el uso del concreto coloreado imitando la piedra en las esculturas femeninas y en la intervención urbanística modernizadora del occidente de la ciudad al generar espacio público y mayor movilidad.

También se demuestra la recuperación del clasicismo en el trabajo de los desnudos y la decoración vegetal con hojas de acanto propias de la ornamentación en la antigüedad griega, a la que los artistas imprimieron su sello personal.

ATRIBUTOS Y SIGNIFICADO

El conjunto escultórico ubicado en las 20 astas perimetrales presenta en cada mastil 6 mujeres con los siguientes atributos que indican los temas que se tratarían en la Conferencia Panamericana de 1948:

Mujer con espada: simboliza la justicia en América
Mujer pergamino: representa la educación
Mujer sabiduría: personaliza los valores
Mujer maíz: significa el alimento
Mujer rueda: representa el desarrollo y evolución de la humanidad
Mujer de la ciencia: simboliza el poder científico

ADOPTANTES

En el marco del programa Adopta un Monumento, que busca fomentar la apropiación del patrimonio por parte de entidades y comunidad en general, este Monumento se encuentra adoptado por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural – IDPC, la Fundación para la Protección de las Artes el Patrimonio y la Cultura –Funarpac y el Jardín Botánico de Bogotá.

Desde el 2011, este monumento ha sido custodiado por un colectivo femenino de la tercera edad, las Madrinas de Banderas, quienes lo usan como espacio de prácticas en torno a la afirmación de derechos y la protección de la mujer y el patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here