Tuvieron que pasar unos 30 años para que las juntas de acción comunal de las diferentes localidades de Bogotá volvieran a tener unas sedes modernas y dignas.

Hasta la fecha, la Administración de Enrique Peñalosa ha intervenido 20 salones comunales beneficiando a unos 14.500 ciudadanos de Bosa, Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal, Kennedy, Santafé y Usaquén.

Entre las adecuaciones se destacan la remodelación de aulas,  de recintos, de baños y cocinas. Así como la recuperación de pisos y el mantenimiento de las instalaciones eléctricas, entre otras obras, para las cuales se invirtieron 2.500 millones de pesos.

Los espacios se mejoraron con el fin de fortalecer la participación comunitaria en procesos de educación, deportes, cultura y apuestas que incentiven la economía en estos sectores.

En la última etapa de entrega de salones remodelados se favorecieron los habitantes de los barrios Betania, La Cabaña y San Luis, en la localidad de Usme. Allí se invirtieron 380 millones de pesos.

“Desde hace treinta años no se destinaba dinero para adecuar estos espacios. Ahora tienen aquí la ‘Casa de la comunidad’, un punto de encuentro donde los habitantes pueden generar colectividad y promover diálogos para construir ciudad”, destacó Guillermo Herrera, secretario de Hábitat.

La integrante de la junta de acción comunal del barrio Betania, Martha Garzón, expresó su agradecimiento por estas obras. “Gracias señor alcalde. Seguiremos confiando en usted. Estoy muy emocionada porque estas obras se llevaron a feliz término”.

De esta manera la Administración Peñalosa le cumple a los líderes comunitarios y a los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here