Expertos que participan en el 8° Congreso de Movilidad y Transporte que se realiza en Corferias, aseguran que la evasión en la compra de pasajes en los sistemas de buses como TransMilenio, no tiene excusa por parte de los usuarios.

Felipe Klark, gerente de la empresa chilena AltoEvasión, asegura que tras varios estudios se ha detectado que usuarios dan varias razones ante la pregunta de por qué se evaden los pagos: porque señalan que no es muy bueno el sistema, porque aprovechan las debilidades en infraestructura o sencillamente porque  consideran que es muy caro el pasaje.

“Solo hay un 17 por ciento de los evasores que están por debajo de la línea de la pobreza. A este grupo se le debería entregar un subsidio en tarjetas bips. Hay otro grupo que podría pagar pero que no lo está haciendo”, dijo.

“No es un problema de dinero en la billetera, es un problema de evasión. Hemos aumentado los puntos de recarga para evitar la evasión, hay más de 3.000 puntos de recarga. A mayor cantidad de números de recarga hay menor evasión, si no hay un punto cerca, la evasión tiende a crecer”, afirmó.

En Chile, como en Bogotá, se preocupan por mejorar la experiencia del usuario prestando un mejor servicio, por lo cual implementan campañas comunicacionales  que van desde lo informativo a lo disuasivo. “Hay que cambiar la percepción de los usuarios”, aseguró Klark.

Así mismo, en esa experiencia suministran asesorías legales a funcionarios del sistema para que puedan manejar el tema de evasión y posibles agresiones de usuarios del sistema.

En el mismo sentido se pronunció el director operativo del sistema de transporte de Hidalgo, en México, Pablo Elio Blanco, quien señaló que en ese país también se enfrentaron al mismo problema, pero q actualmente es un caso exitoso ya que se logró terminar con el porcentaje de evasión en una parte del sistema. Aseguró que la infraestructura juega un papel importante.

“Ninguno de los sistemas de transporte del mundo está exento del problema de evasión. Parte de la solución está en la infraestructura“, dijo.

Este caso de éxito fue logrado gracias a que el problema fue atenuado por la implementación de una tarifa a la que se le aplicó un subsidio, lo que permitió reducir el porcentaje de personas que accedan sin pagar al sistema, que en ocasiones llegaba al 40 por ciento, actualmente no supera el 0.5 por ciento.

“En el servicio troncal nunca hemos tenido evasiones de pago. Siempre se han tenido los estándares adecuados. Únicamente se marca un 0.5 de evasión que no es de evasión sino son los pasajes de guardas de seguridad, policías o supervisores que ingresan y salen para hacer su trabajo”,  señaló.

“Con una tarjeta dual, de pago electrónico, el primero y segundo transbordo si no pasa de 40 minutos es gratis, el valor del boleto es de 9 pesos mexicanos“, añadió.

Por su parte David Camacho, director técnico de seguridad en TransMilenio, explicó las medidas que se han tomado para lograr reducir el porcentaje. Dijo que en el componente zonal del SITP,es donde se presenta el mayor número de evasores.

“Esto es un problema que afecta directamente la planeación operativa y financiera del sistema. Transmilenio ha desarrollado un plan en 4 componentes: en infraestructura que incluye nuevas tecnologías anti evasión con rediseño de estaciones, arquitectura y urbanismo. En inteligencia, con una línea de base troncal y zonal, análisis de monitoreo de resultados y un componente de mitigación enfocado en temas de seguridad y sanción y un tema de cultura ciudadana”, explicó.

Finalmente los expertos recomendaron acciones pedagógicas antes que usar situaciones legales contra los usuarios debido al costo de procesos legales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here