El alcalde Enrique Peñalosa anunció que desde esta noche entra en vigencia la emergencia ambiental y sanitaria en la ciudad, ante los actos de sabotaje de un grupo de trabajadores de la empresa Aguas Bogotá, que afectaron a cerca de 63 vehículos y que afectaron la prestación del servicio.

El alcalde Peñalosa explicó que en 12 días entran las nuevas empresas a operar el servicio de aseo en la ciudad, pero que mientras eso sucede su administración implementará planes de contingencia.

“Se hace necesario decretar la emergencia ambiental y sanitaria porque la constitución establece claramente que tenemos la obligación de proteger la vida y la salud de los ciudadanos y por supuesto que todas las toneladas de basura que no se han recogido ponen en riesgo la salud de la población”, dijo.

Cerca de 1’590.000 suscriptores se verían afectados con la recolección de basuras en una amplia zona de la ciudad que contempla solo las 12 localidades de Chapinero, Teusaquillo, Barrios Unidos, Mártires, Engativá, Fontibón, Santa Fe, Antonio Nariño, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Usme y Candelaria.

En la ciudad diariamente se recogen 6.300 toneladas de basura, de las cuales en el área afectada se generan 2.700 toneladas.

Peñalosa señaló que con la emergencia sanitaria declarada se tiene la posibilidad de hacer las contrataciones necesarias previas a la entrada en funcionamiento de las nuevas empresas operadoras.

“Vamos a utilizar todos los medios necesarios para poner orden. De ninguna manera vamos a permitir que este grupo minoritario violento vaya a cometer sabotajes e impida que llevemos a cabo la limpieza de la ciudad“, afirmó Peñalosa.

El Distrito ya ha hecho contrataciones para enfrentar la situación y el Ejército Nacional presta su apoyo con camiones para ayudar en la recolección de basuras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here