El primer laboratorio forense de cibercrimen infantil que se acaba de inaugurar en Bogotá, lleva el nombre de Yuliana Samboní, la pequeña de 7 años que fue abusada y asesinada en el nororiente de la ciudad por un reconocido arquitecto de la sociedad bogotana en diciembre de 2016.

Sus instalaciones están ubicadas en la sede de la Dijin y tiene como objetivo combatir los delitos que afectan la integridad y formación sexual de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país y en el exterior.

Su adecuación se logró gracias a una alianza entre la Policía Nacional, la Embajada de los Estados Unidos (a través de la Agencia ICE/HSI) y la Fiscalía General de la Nación.

Este espacio fue construido y dotado con una inversión de más de 550 millones de pesos donados por la embajada norteamericana, distribuidos en equipos forenses, adecuación de instalaciones y capacitación.

El laboratorio cuenta con tecnología de punta para que los investigadores realicen sus labores de análisis de evidencias y material probatorio.

Allí también se realizarán investigaciones que permitirán establecer si se han cometido delitos como explotación sexual, pornografía infantil, inducción a la prostitución, acceso carnal abusivo y acto sexual abusivo, buscando la protección integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here