Durante el 2017, la Secretaría de Integración Social y la Secretaría de Educación beneficiaron a 177.300 niñas y niños de los 0 a los 5 años a través de la Ruta Integral de Atenciones, política para la primera infancia que sitúa a la capital como la ciudad líder del país en implementar la Ley 1804 de 2016 ‘De Cero a Siempre’ y con la que Bogotá en dos años cumple con el 76,7 % de la meta que se trazó para ofrecer atención integral durante este cuatrienio.

El Distrito ofreció educación inicial con los más altos estándares de calidad e implementó el Sistema de Valoración del Desarrollo Integral, único en el país, que permite analizar el desarrollo individual, familiar y comunitario de las niñas y niños de la primera infancia. 68 colegios de 15 localidades de la ciudad ya tienen en marcha este sistema.

En calidad educativa, los avances de Bogotá son contundentes. La capital superó todas las metas establecidas por el Ministerio de Educación Nacional para el Índice Sintético de Calidad Educativa en primaria, secundaria y media, situándose este año entre las 5 primeras capitales del país con mejores resultados y redujo el analfabetismo a 1,5 %, cumpliendo anticipadamente la meta propuesta en el cuatrienio.

“En Bogotá, la calidad educativa ya comienza a tener resultados notables, en las Pruebas Saber 11 de 2017 superamos los promedios nacionales en todas las áreas del conocimiento y nos situamos entre las 3 mejores capitales del país, seguiremos apostándole a la formación integral de nuestros estudiantes”, afirmó el Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa.

Adicionalmente, la capital aumentó de 4 a 11 % la cobertura de estudiantes en Jornada Única durante 2017. Más aprendizajes y fortalecimiento de los saberes esenciales para la vida de 70 mil estudiantes, lo que representa un cumplimiento del 100% de la meta para el año 2017.

Asimismo, se implementó el Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es Volar’ en 126 de los 384 colegios distritales para mejorar las competencias de lectoescritura de las niñas, niños y jóvenes.

Meta en la que Bogotá es pionera en el país y con la cual optimizó 116 bibliotecas escolares y consolidó un plan de fortalecimiento en 30 colegios pioneros, con acompañamiento a 260 docentes en sus prácticas pedagógicas y la entrega de 35.268 libros de texto.

Por otra parte, por departamentos Bogotá tiene la segunda menor deserción del país, 2.1%. en ese sentido, para garantizar la inclusión con equidad, este año se vincularon a las aulas del Distrito más de 6 mil niñas y niños que se encontraban desescolarizados, mediante búsqueda activa (puerta a puerta) en las localidades, y se atendieron 10.300 estudiantes en extraedad con metodologías flexibles.

En la apuesta por la calidad educativa, las maestras, maestros y directivos docentes son líderes e inspiradores para el gobierno del alcalde Enrique Peñalosa. Por esto, entre otras acciones, este año se apoyó la formación permanente y posgradual de 7.048 docentes y puso en marcha los centros de innovación al maestro y una estrategia itinerante, con un centro móvil que benefició a 1.700 educadores de 60 colegios de toda la ciudad.

“Todos estos logros son posibles gracias al trabajo decidido y en equipo con los maestros, directivos, familias, entidades, organizaciones y actores de la sociedad civil, que hoy nos reta a continuar por la ruta de la excelencia”, destaca la secretaria de Educación del Distrito, María Victoria Angulo.

Bogotá también se propuso promover 35 mil oportunidades para el acceso y la permanencia a la educación superior, más de 9 mil jóvenes han accedido a programas de educación superior por medio de la Alianza SENA-SED y el portafolio de becas – crédito ´Bogotá Ciudad Educadora´ en lo que va de la administración Peñalosa.

Además, este año se creó el fondo ‘Educación Superior para Todos’ que duplica el monto de los recursos de inversión para el acceso y la calidad de la formación superior de los jóvenes en universidades públicas y privadas de alta calidad, través de nuevas fuentes de financiación como los aportes voluntarios del impuesto del ICA.

Este año inició la estrategia de acompañamiento socio ocupacional ‘Yo puedo ser’, que benefició a 300 docentes y orientadores de 76 colegios y a 12.900 estudiantes en 16 ferias locales, con información laboral, de formación y conocimiento personal, para la toma de decisiones informadas.

Trabajamos articuladamente con la Universidad distrital para mejorar su calidad y generar más oportunidades para los jóvenes bogotanos. En este sentido, se logró la acreditación de alta calidad, se terminó y entrego una nueva sede en Bosa, se está trabajando para terminar la sede de Ciudad Bolívar, en un proceso participativo, se designó formalmente rector fortaleciendo las instancias de gobierno universitario y está en proceso la aprobación de la estampilla pro universidad, lo cual, generara recursos
por 30 años para fomentar la inversión en la universidad.

Bienestar, seguridad, convivencia y ciudadanía son claves para una educación de calidad

Para el gobierno del alcalde Enrique Peñalosa las niñas, los niños y los jóvenes son lo primero. Por esto, la ciudad les garantiza las mejores condiciones de bienestar y seguridad, convivencia y ciudadanía en donde se incluyen ambientes dignos de aprendizaje, alimentación escolar de la más alta calidad y seguridad de los entornos escolares, entre otros.

Con la ‘Revolución de los colegios’, el gobierno distrital entregó 2 colegios totalmente nuevos (La Felicidad en Fontibón y Jorge Mario Bergoglio en Suba), 9 instituciones educativas reconstruidas (Juan del Corral en Engativá; San José, San Pedro Claver, Manuel Cepeda Vargas, Pablo VI en Kennedy; Alianza Quiroga y María Cano en Rafael Uribe Uribe y Gerardo Paredes y Mirandela en Suba) y 133 sedes con mejoramiento de infraestructura en toda la ciudad, con una inversión de 290 mil millones de pesos que beneficia a cerca de 167 mil estudiantes de las 20 localidades.

Además, como lo destaca la secretaria de Educación, Bogotá garantizó una alimentación escolar con los más altos estándares de calidad, inocuidad y aporte nutricional al 100 % de las niñas, niños y jóvenes de los colegios oficiales de la ciudad.

Para esto, en 2017 se llegó a la cifra récord de 131 comedores escolares en operación, con la entrega de 18 nuevos espacios, entre los cuales, se destaca la implementación de 6 comedores móviles en 2017.

Bogotá tiene el programa de alimentación escolar mejor evaluado del país, con una calificación del 98 % sobre 100, por parte del Ministerio de Educación, y fuimos reconocidos a nivel internacional por tener un proceso de contratación transparente a través de la Alianza de Contrataciones Abiertas ‘Open Contracting Partership’.

Al hablar de bienestar también hablamos de colegios y sus entornos, como escenarios donde se propicie el reencuentro, la reconciliación y la construcción de paz, prioridad de esta administración. Por lo cual, este año, se adelantaron acciones para promover la convivencia escolar y prevenir situaciones que la afectan.

Se acompañó a 141 colegios para la implementación de la cátedra de paz con enfoque de cultura ciudadana y la consolidación de comités escolares de convivencia; se divulgaron 18 protocolos de atención a casos de posible vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes a más de 5.000 estudiantes, padres y profesores; se fortalecieron las escuelas de padres de 68 colegios.

En ese mismo sentido, se mejoraron los entornos de 68 instituciones educativas a través del fortalecimiento del servicio de vigilancia, la instalación de cámaras, la implementación de “caminos seguros al colegio”, y programas de prevención del consumo de sustancias psicoactivas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here