La administración distrital comenzó a marcar un total de 1.338 buses tipo padrón del SITP (los más grandes) con adhesivos triangulares de fondo amarillo, iconos en color negro y bordes blancos, negro y rojo, con la leyenda en color blanco que dice “PUNTO CIEGO”.

Esto se da dentro del marco del plan de seguridad vial Visión Cero, según el cual “ninguna muerte en el transito es aceptable, todas son evitables”.

¿Que son los puntos ciegos?

Son zonas que limitan el campo de visión de los conductores y crean áreas de riesgo en la que puedan ocurrir siniestros de tránsito.

Juan Pablo Bocarejo, Secretario de Movilidad, expresó que “este es un esfuerzo de visibilización de un problema importante que tenemos en seguridad vial y es la interacción entre motos, bicicletas, buses y camiones. Hemos venido trabajando con varios actores, entre ellos el principal que es TransMilenio, para que tanto ciclistas como conductores estén atentos a estos puntos ciegos”.

Durante el mes de diciembre serán señalizados los buses padrón del SITP, proceso que se realizará en los patios de los concesionarios con el fin de que sean los mismos operadores quienes instalen los adhesivos.

Una vez finalice este proceso con los buses padrón, se tiene contemplado aumentar la cobertura a las busetas y busetones que componen la flota del SITP.

¿Dónde están marcados estos puntos?

Están en la parte delantera del bus, más abajo del vidrio panorámico, en los laterales del bus donde el ángulo de visión es reducido a través de los espejos retrovisores y también en la parte posterior del bus, donde el conductor no puede ver lo que está sucediendo o a quienes transitan muy cerca al bus en esta zona.

A su turno, Alexandra Rojas, gerente de TransMilenio, expresó que “la responsabilidad de lo que ocurre en las vías casi en su totalidad es compartida, por eso lo que vamos a hacer es concientizar a todos para que sepan que hay elementos de interacción distintos”.

Los adhesivos se pegarán en la parte de atrás del bus para crear una alerta a los actores viales, informándoles que deben tener cuidado porque hay puntos ciegos donde no pueden ser vistos por los operadores.

Estos adhesivos no se ubicarán en la misma parte en todos los buses ya que las carrocerías son diferentes; por esta razón se definió que, en lo posible, vayan instalados en el bomper o parachoques (en las dos esquinas) o en la mitad de este (lo más abajo posible), para que el ciclista y motociclista puedan verlo de acuerdo con la altura de su visión en la vía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here